¡Nos ha tocado la lotería!

Homilía del domingo de la Ascensión del Señor (Mt 28, 16-20)

Icono-Ascension-Pskov-.jpgHoy celebramos la Ascensión del Señor y con ello recordamos el último día que Jesucristo pasó en esta tierra. Hemos recorrido su vida terrena desde la Encarnación en el seno de María (25 de marzo) hasta este momento, pasando por el nacimiento, la adoración de los magos, la vida oculta en Nazaret, el bautismo en el Jordán, la elección de los discípulos, predicación, milagros, Pasión, Muerte y Resurrección. Hoy celebramos que Jesucristo, como cabeza nuestra, entra en el cielo con su humanidad unida a su divinidad. Esto, que es muy teológico, para nosotros es una realidad muy grande porque significa que el Cielo ha sido “abierto” después de que por el pecado nos lo hubiéramos cerrado nosotros mismos. Cristo, cabeza nuestra, asciende a la gloria. Y como detrás de la cabeza va siempre el cuerpo: detrás de Jesucristo debemos ir nosotros.

Cuando, antes de ir al seminario, jugaba a la quiniela, solía guardar el papel con mucho cuidado para que no se me perdiera, no fuera a suceder que si me tocase algo se me perdiera y luego no pudiera cobrar el premio. Se me podía haber perdido todas las veces porque nunca me tocó nada.

Pues, fijémonos, Dios nos ha dado a todos un boleto para el sorteo en el que lo que está en juego es el Cielo. Pero es un papel muy especial porque nos lo ha dado ya premiado. En realidad no hay ningún sorteo. No hay bombo con un montón de bolas dentro que a ver cuál sale, ni tampoco depende de lo que suceda en ninguna competición. Lo único que se nos pide para poder recoger el premio es conservar la papeleta hasta el momento en que lleguemos a la presencia de Dios y podamos entregársela a Él.

¿Cuál es esta papeleta ya premiada que hay que entregar al final de nuestra vida? La fe. Esto es lo que le tenemos que entregar a Dios: una fe que ha de demostrarse a través de las obras. Una fe que conduzca a amar a Dios sobre todas las cosas y amar a los demás como Él nos ha amado. Una fe que lo espere todo de Dios y que  no confíe en lo terreno.

Hemos leído en el Evangelio algunas de las instrucciones que Jesús les da a los discípulos antes de partir hacia el cielo: Id y haced discípulos de todos los pueblos bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo; y enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado. Bautizad en el nombre de la Trinidad y enseñad a vivir como Dios quiere. Nosotros somos 1480581743893578-min.jpgtambién los destinatarios de esta escena, porque, como discípulos que somos de Jesús, Él nos encarga su misión: comunicar el don de Dios por el sacramento del bautismo y los demás sacramentos, transmitir cómo debe vivir un hijo de Dios, contagiar a quienes nos rodean de nuestra esperanza, de lo que Dios ha hecho con nosotros y de lo que quiere hacer en el futuro; actuar como auténticos hijos de la Virgen María, como verdaderos miembros de la Iglesia de Jesucristo, mostrar a todos que lo que nosotros hemos aprendido nos da la luz y la vida, mostrar que nos ayuda a vivir.

Todo esto es posible, más allá de nuestras vacilaciones y dificultades, porque Jesús se ha comprometido con nosotros y no solo promete el ciento por uno y la vida eterna, sino que nos sostiene para que seamos capaces de mantener la fe y vivir conforme a ella.

Tenemos el boleto premiado de la fe. Digámosle al Señor: “Señor, quiero confiar en ti, es verdad que a veces no lo tengo fácil, no estoy a la altura. Hay momentos en mi vida en los que todo se me encima, en los que nos soy capaz de alejarme del pecado. Pero a pesar de todo quiero confiar en ti, quiero retomar el camino, quiero llegar hasta la meta, allí donde tú me esperas con tu santísima Madre y con todos los santos”. Pidámosle al Señor en cada eucaristía y en cada confesión la fuerza para perseverar y que así un día podamos entregarle nuestra fe cargada de buenas obras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s